El narrador III

Cap. 3 La despensa del escritor. Me devoran las comparaciones, como a otros los piojos, y me paso el día aplastándolas. (Gustave Flaubert) Habiéndome acostumbrado a no tener creencias ni opiniones, no fuera a debilitarse mi sentido estético, en breve terminé por no poseer ninguna personalidad, excepto la personalidad expresiva. (Fernando Pesoa)


Deja una respuesta

La Metafísica de Aristóteles

El primer libro de la Metafísica se inicia con la conocida afirmación aristotélica de que el hombre, por naturaleza tiende al saber. Estamos hechos de tal manera que en lo […]

Comentarios

No hay comentarios que mostrar.